Inicio > Uncategorized > Mutual influence and adolescent drunkeness

Mutual influence and adolescent drunkeness

Introducción

El paper se basa en un estudio realizado por Monica Gaughan, en el cual se quiere demostrar que los adolescentes se ven influenciados unos a otros para establecer y mantener los patrones del uso del alcohol a lo largo del tiempo. Ella utiliza un modelo más amplio donde abarca diversos factores que también explican el consumo. Analiza cómo el hecho de beber alcohol también está influenciado por características individuales, familiares, sociales y también por las redes de amigos. Entonces, para evaluar la salud y el bienestar de los adolescentes, se requiere un entendimiento de ellos no sólo como individuos, sino también como miembros de una familia, las redes de amigos que tienen, y las instituciones sociales. Por lo general, un adolescente se basa en sus pares para guiar sus actitudes y comportamientos. Forjan sus identidades y comportamientos gracias a la gran red de influencias sociales que poseen.

MODELO DE PARES Y LA SIMILITUD EN SUS COMPORTAMIENTOS

Lo que predice de mejor manera el uso de alcohol entre los adolescentes, se deriva de la influencia que ejercen sus pares. Es decir, los adolescentes que tienen amigos que toman alcohol, están más propensos a hacerlo que aquellos que no tienen amigos que toman. Así como aquellos adolescentes que tienen amigos que toman bastante o que se emborrachan, también son más propensos a caer en tal comportamiento.

A pesar del consenso aparente que existe sobre la importancia de los pares, existen una serie de problemas que también deben ser considerados. En un estudio realizado por Lazerfeld y Merton (1954), tratan de explicar la tendencia que tienen los amigos a ser parecidos entre ellos. Esta puede resultar dada la influencia o procesos de selección de sus amistades.

Por otra parte, en algunos análisis se asumen algunas cosas: los típicos modelos de influencia de pares, asumen una causalidad unidireccional, desde el amigo que presenta algún comportamiento, al adolescente “influenciable”, eliminando la influencia mutua o la selección. La importancia que adquiere la selección de los amigos a la hora de explicar la similitud entre ellos se ha encontrado en: el comportamiento sexual, el uso de drogas, cigarrillo y el uso del alcohol. Estos resultados debilitan el argumento principal (la influencia), mostrando que la similitud entre ellos, se explica también mediante la selección.

FACTORES FAMILIARES E INSTITUCIONALES:

Existen factores en diversos ámbitos que limitan el consumo de alcohol. En el ámbito familiar, los padres que están presentes, las familias que incluyen a los adolescentes en actividades familiares, aquellos padres que conocen las actividades y amistades de sus hijos y el hecho de que los adolescentes  se sientan cercanos a sus familias y apoyados por estas, hacen que el consumo se reduzca o simplemente no exista.

En el ámbito escolar, el nivel de compromiso que poseen los jóvenes con el colegio y los que están en actividades deportivas, hace que su consumo se minimice. Pero, por otro lado, los niños y adolescentes que tuvieron problemas en la niñez o en el colegio, probablemente hará que consuman alcohol.

Además, en otros estudios se encontró que la religiosidad del adolescente también inhibe o reduce los comportamientos relacionados al alcohol.

DATOS Y MÉTODOS

  • Datos

La muestra representativa fue sacada de 80 comunidades y también incluye estudiantes de 134 colegios. La autora del paper se basa en parejas de amigos longitudinales para conducir el estudio. Primero en 1995 se encuesta a 20.745 jóvenes. El año siguiente,  una segunda ronda de datos se recolectan de 14.738 adolescentes.  Tomando en cuenta que se eliminó a ciertos estudiantes, más de un 85% de la primera ronda de encuesta, fue nuevamente entrevistada en la ronda 2, siendo una muestra de 13.776 adolescentes. De los cuales, ella se queda con los Blancos (57,5%), Negros (24,2%) e Hispánicos (18,4%), quedando así la muestra  en 12.464 adolescentes.

  • Metodología

A cada uno de los 12.464 adolescentes de la muestra, se le pidió que nombrara por lo menos a un hombre y a una mujer que fueran sus mejores amigos en el colegio. La muestra de amistades se forma en base a parejas de amigos que se formaron según la encuesta. Se combinan los datos de las 2 rondas utilizadas y de ahí sale una cantidad de pares elegibles para la construcción longitudinal de pares de amigos.

La variable dependiente, es la frecuencia de borracheras el año anterior. Las independientes son: la religiosidad, problemas en el colegio, alienación con el colegio, contexto familiar.

En esta tabla se muestra que el comportamiento adolescente en promedio no es indebido y que la religiosidad influye positivamente en el comportamiento:

RESULTADOS

Se realiza un análisis con datos cruzados y un análisis longitudinal. En el primero se obtiene que existe un proceso de influencia entre los amigos. Además, los datos de la familia, la religiosidad, alienación en el colegio, problemas escolares etc. Explican tal como se suponía la frecuencia de las borracheras. En el segundo, se obtiene que se puede inferir que hay selección cuando los amigos nuevos son parecidos al adolescente influenciable. Y hay influencia cuando la similitud entre amigos es mayor que en el periodo anterior.

CONCLUSIÓN

Después del los análisis de los datos, se concluye que la influencia de los pares es un componente importante para explicar el uso del alcohol, pero también lo es la selección de amigos similares para poder explicar la similitud en el comportamiento entre amigos. Además, la familia, datos demográficos y otros predictores también son importantes.

Se obtiene que los procesos de influencia entre amigos (por lo menos en lo que al consumo de alcohol se refiere) tiendan a ser de carácter mutuo más que unidireccional (y no como se planteaba anteriormente). Ambos, (integrantes de una pareja) contribuyen al establecimiento de un patrón de comportamiento.

Con este estudio también se puede concluir que si el comportamiento adolescente se establece y se mantiene en un contexto social, entonces se puede deducir que un comportamiento sano también  puede ser determinado socialmente.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: