Inicio > Uncategorized > Gary Becker, Burbujas y el Efecto de Cascada

Gary Becker, Burbujas y el Efecto de Cascada

En su post de esta semana (http://uchicagolaw.typepad.com/beckerposner/), el economista estodunidense y ganador del premio Nobel de 1992 Gary Becker habla de la existencia de burbujas en la economía. Becker, famoso por su mirada social a la economía no trata las burbujas como un fenomeno puramente económico, sino más bien como un fenomeno de las interacciones sociales. Becker nunca se ha posicionado muy lejos de este tipo de idea; una mezcla entre fundamentos económicos y el comportamiento de individuos por lo que es un autor imperdible en las ciencias sociales que, al fin y al cabo estudian el ser humano. En su post Becker destaca que las burbujas (además por un ambito económico favorable) se inician por las interacciones sociales. Según él, la teoría relevante es “la teoría de interacción social” que explica este tipo de comportamiento en una escala macro.

Lo importante de las burbujas de precios es que no son creados por la economía ni por hechos económicos, sino son una creación de las expectaciones humanas. ¿Y de dónde vienen estas expectaciones? Según Becker, creamos nuestras expectaciones como función de los seres que nos rodean. Su terminología exacta es que las burbujas se crean por un “efecto de contagio” de un individuo a otro. A mi juicio, lo que estamos viendo es un efecto de cascada en el cual los resultados están vistos en el mercado bursatil. Al examinar las acciones de las empresas “dot-com” queda claro que en algún momento empezaron a crecer más allá de las expectaciones racionales. Este punto, el “tipping point” fue cuando las interacciones sociales mandaron sobre los fundamentos económicos.

Más aún, destaca que los efectos iniciales que crean las burbujas no tienen que ser grandes; de hecho generalmente son las expectaciones de “unos pocos individuos” que forman el efecto inicial. De esos pocos individuos, el efecto de interacción social produce todo lo necesario para que hinche la burbuja. Habla del multiplicador social, que de una manera similar al famoso multiplicador de Keynes transforma un efecto pequeño en un resultado mucho más grande. De hecho, nosotros vimos un ejemplo de esta multiplicador en el clase de sociología (aunque en una escala muy pequeña). En el ejemplo de los plumones rojos y azules, vimos cuanta importancia tuvieron las primeras dos o tres predicciones acerca del color de la mayoría. En efecto, una vez que existe el sesgo inicial, es muy dificil parar la cascada (o deshinchar la burbuja).

A modo de conclusión, quiero indicar la magnitud de tal tipo de comportamiento. Como hemos visto ya muchas veces, el efecto de burbujas no es menospreciable. Incluso, la crisis “sub prime” y el subsiguiente “credit crunch” vinieron en parte del efecto de una burbuja de inmobiliaria en EEUU en los años 90s y 00s. Sin entender la acción del comportamiento de tipo cascada (o como lo llama Becker la teoría de acción social) díficilmente podemos llegar a una explicación relevante y completo de este fenómeno.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: