Inicio > Uncategorized > ¿Mejor que sobre a que falte?

¿Mejor que sobre a que falte?

Existe un antiguo mito que dice que la calidad del contenido en un mensaje prima por sobre su extensión. Sin embargo, paralelamente nos encontramos con el fenómeno de las redes sociales, que no ha dejado indiferente a nadie, en especial a los políticos.

Estudios realizados por la Universidad de Sheffield Hallam (http://www.shu.ac.uk/) han demostrado que en general la gente aprecia más la presencia online, la cantidad de palabras, que la calidad de la información proporcionada por el  que la emite. Así, la popularidad del individuo aumenta al lograr ser más visible en la comunidad independientemente de lo que escriba. Con esto en mente, es fácil explicar el porqué del impacto de redes sociales como Facebook y Twitter, donde existe una verdadera competencia por ser el usuario más activo y conseguir así más “amigos”. Estos últimos, en el mundo político pueden convertirse en potenciales votantes, quienes valoran a un candidato activo, que plantee constantemente su parecer sobre diversos temas, sin importar mayormente la calidad de su argumentación.

La era digital permite instalar temas en la agenda política de manera dinámica, junto con probar directamente distintos escenarios de “qué pasaría si…” en la sociedad, con feedback cercano al 24/7. Además, esta estrategia permite resolver el problema en la captación del  voto joven a muchos políticos, implementando una especie de “MEO/Obama way”.  Ante esto, el límite de 140 caracteres parece no importar mientras el número de posteos aumente considerablemente, si deseamos ser actores populares en una sociedad que espera actividad constante en internet.

Fuente: http://www.shu.ac.uk/news/release.html?ID=637

Anuncios
Etiquetas:
  1. mayo 1, 2010 en 1:57 pm

    Interesante artículo Guillermo!
    Esperemos que esto evolucione con el tiempo, pues considero peligroso que la cantidad esté tomando más importancia que la calidad. Yo me imagino que por ahora es más apreciada la cantidad que la calidad porque demuestra un compromiso con este tipo de red social (como Twitter) que es bien percibido, demuestra interés y presencia, pero que a la larga volverá a ser primordial la calidad del posteo. También creo que esta percepción es distinta si se trata de una persona común y corriente a si se trata de un famoso o de un político, ya que las expectativas son diferentes para ambos.
    Por otra parte, me imagino que esto tiene un límite, del cual el artículo no habla. Es decir, creo que no es sorprendente que un “amigo” de twitter sea mejor evaluado si aporta más que si aporta menos, pero seguramente si los posteos son continuamente de baja calidad y me colapsan mi pantalla, mi apreciación por ese usuario – a nivel de red – decaerá. Hubiese sido interesante saber en qué punto se encuentra este equilibrio.

    Saludos!
    Monique

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: