Inicio > Uncategorized > El aborto como mito

El aborto como mito

Evolución histórica del aborto

El aborto es una práctica milenaria, en el mundo antiguo, en particular el griego , era incluso socialmente aceptado, ya que era la mejor forma de mantener un buen control sobre el tamaño de la población y conservar así la estabilidad política y económica. Pero incluso desde ese entonces había partidarios de que fueran las propias mujeres quiénes pudieran decidir sobre su propio cuerpo si querían un hijo o no, uno de los ejemplos más claros de lo anterior es Aristóteles, quien deja expreso en su obra, “La Política”, que debe ser la propia madre quien decida el tamaño que quiere para su familia, y no el Estado quien decida por ella.

Por su parte el mundo romano no sólo lo aceptaba sino que además lo permitía legalmente, esto queda manifiesto expresamente en el derecho romano que dice que a los no natos, no se les considera personas, por lo que interrumpir su crecimiento y desarrollo no correspondía a delito alguno, incluso llegaron a apelar que los embarazos corrompían la belleza de la mujeres. Por otra parte, y a diferencia de los griegos, pese a no considerarlos personas, si les asignaban ciertos derechos los cuales debían respetar, como por ejemplo la herencia (títulos de Senador), o en caso de que la madre fuera condenada a pena de muerte, esta no se realizaba hasta que la criatura hubiese nacido.

Siglos después aparece el Cristianismo, que es el primer gran opositor al aborto, llegando a imponer fuertes castigos, a quien decidiera cometerlo, es decir, si una mujer decidía abortar, sin importar las razones, podía incluso llegar a sufrir la muerte.

Cabe destacar que durante toda la época antigua, ya sea a favor o contraria al aborto, la vida de la criatura, nunca fue un punto de discusión, sólo se velaba por la madre o el padre, claro ejemplo de esto corresponde al principal argumento de la Iglesia para oponerse, que simplemente dice que una mujer no tiene derecho a quitarle la descendencia a un hombre. Santo Tomás de Aquino, sería el primer gran opositor al aborto, pero por ser un gran defensor y la vida, y realmente entendía que al realizar un aborto no se está perjudicando principalmente a los padres, sino que se atenta directamente contra la vida de una criatura completamente indefensa, que más que eso es un alma o espíritu. Así durante la Edad Media se fueron endureciendo cada vez más las penas dictadas por la Iglesia Católica para quienes cometieran un aborto.

Ya en el siglo XVIII algunos países de manera independiente de la Iglesia definen el aborto como un delito penal, por lo que al cometerlo se puede pagar incluso con penas de cárcel, lo que le quita a la mujer toda libertad posible, ya que no sólo no puede decidir sobre qué hacer con su cuerpo, sino que si además podía llegar a perder toda su libertad encerrada por uno o más años. Pero sólo en el siglo XX se toma verdadera conciencia de lo sagrado de la vida desde sus inicios, es decir, se valora por igual la vida del feto y la de la madre; pero también en este siglo es cuando comienzan a aparecer más y más argumentos a favor del aborto, apelando principalmente a los derechos de la mujer y la libertad de decidir sobre su propio cuerpo y planificación futura, esta postura es parte del nuevo liberalismo y poco a poco comienza a tomar más fuerza, logrando que países que habían formalmente establecido penas contra el aborto lo legalizaran.

Hoy en día…

En general existe un acuerdo que el aborto es malo,  ya que es un problema que afecta a toda la sociedad desde hace más de dos mil años, está intrínsecamente arraigado en nuestra historia, el principal problema está en que aún no se logra una única gran cosmovisión ya que ambas posturas la clásica y la conservadora tienen fuertes argumentos a su favor, dentro de los que se pueden destacan:

A favor del aborto:

  • No se puede obligar a nadie a ser madre
  • La libertad de la mujer depende de que sea ella misma quien pueda decidir al menos sobre su planificación familiar

En contra del aborto:

  • Todo ser humano tiene derecho a la vida
  • El ser humano no tiene derecho a quitarle la vida a otro ser humano

Hoy en día vivimos en una sociedad tan individualista que prácticamente vivimos en el mundo de la anti concepción, no deja de llamar la atención como incluso matrimonios jóvenes optan por postergar a los hijos para realizaciones personales, por lo que un embarazo pasa a ser un error no deseado que hay que arreglar, en este punto cabe destacar la gran cantidad de mitos que hay en torno al aborto, como por ejemplo que los países donde es legal se producen más abortos, lo que no es cierto ya que quien quiera abortar lo va a hacer igual, legal o ilegalmente, la diferencia está en el control que se pueda llevar sobre la cantidad de abortos (para más mitos ver http://www.conoze.com/doc.php?doc=936 ó http://www.nosotrasenred.org/aborto/mitosycreencias.html)

De todas maneras si los métodos anticonceptivos estuvieran al alcance de todos y se usaran de manera consciente y responsable, es claro que la prevención sería mayor y la tasa de abortos, ya sea legal o ilegal bajaría considerablemente, permitiendo una mejor planificación familiar y evitando los embarazos no deseados. Lo que también permitiría dar mayor flexibilidad a la mujer en cuanto a la opción de si tener o no hijos y que no fuera una imposición por sobre ella, lo que conllevaría a que se respetara siempre uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, la libertad.

Links de interés:

Anuncios
Etiquetas: , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: