Inicio > Uncategorized > Capitalismo…¿Y si no qué?

Capitalismo…¿Y si no qué?

Berlín, año 1989. Con la caída del muro se sellaba el triunfo del capitalismo sobre el socialismo. Quedaba así firmada la fusión entre dos bloques que habían mantenido al mundo separado durante varias décadas. El mundo se unía en pos de un mismo sistema que en pocos años se expandiría por todo el mundo occidental. El liberalismo político y el capitalismo económico venían para instalarse.

Hoy, 21 años después, parece como si nunca hubiese sido de otra forma. Nos hemos acostumbrado a vivir bajo este sistema, y el futuro nos parece que no podría ser de otra manera.

Pero la verdad es que el mundo ha sido de muchas formas.

Desde sus inicios como tribus nómades, pasando por pueblos cuyo sistema de intercambio era el trueque, a ciudades más organizadas con dinero como medio de intercambio y un jefe que lideraba la temprana política. Luego vinieron estructuras más complejas, sistemas políticos que han ido variando desde la monarquía hasta la democracia, y estructuras que han ido variando desde los feudos, oligarquías, imperios, comunismo, liberalismo y el capitalismo, entre muchos otros. Cada uno de estos sistemas representa maneras muy distintas de vivir en comunidad. Representan maneras alternas de ordenar un sistema político, económico, social y cultural,todas estas formas creadas por el hombre e internalizadas como “naturales”.

Como podemos ver, no es que no hayan existido otras formas de establecer nuestras vidas, sino que simplemente nos hemos acostumbrado a vivir en ésta. El capitalismo y el liberalismo son para nosotros naturales, es lo único que conocemos. No nos cuestionamos que haya existido otra manera de organizarnos, ni que exista otra en el futuro. En otras palabras, hemos naturalizado esta forma de vivir, dando por sentado que siempre ha sido así, y que no hay grandes incentivos para que esto cambie.

El mejor contraste lo podemos apreciar con este video sobre una tribu descubierta en el amazonas hace algunos años. Este grupo jamás había tenido contacto con la civilización, y su organización no puede ser más opuesta a nuestra manera de vivir:

Nos hemos acostumbrado a vivir en un mundo cada vez más rápido, en donde apenas queda tiempo para tomar un respiro, en donde ya no hay tiempo para almorzar, ni tiempo para tener familia. Si no eres eficiente te quedas fuera. El hombre vale por su trabajo más que por la calidad de persona que sea.

Cabe entonces preguntarnos a qué se debe esta aparente éxito del liberalismo y capitalismo. ¿Es que estamos todos tan felices con el sistema que nos cobija y domina? ¿O es que simplemente hemos caído en la inercia?

La primera opción es algo dudosa. Si bien es cierto que el capitalismo ha generado más riquezas que ningún otro sistema anterior, también ha generado una gran desigualdad. Mientras continentes concentran la mayor parte de las riquezas otros se quedan sin nada. Más aún, el capitalismo ha generado gran desigualdad dentro de los mismos países, ciudades y barrios. Barrios pobres bordeando una ciudad han pasado a ser más una característica que algo de qué extrañarse.

Por otro lado, el argumento de que “las ideologías están muertas” parece ser algo pobre. No es que las ideologías hayan muerto, ya que claramente vivimos bajo el alero de una. Lo que sucede es que  no hay alternativas fuertes que se alcen como opción viable a la ya existente.

Al parecer, lo que sucede es que nos hemos acostumbrado a vivir así, hasta tal punto que no surgen ideales fuertes que puedan siquiera corregir las enormes fallas del capitalismo. Con esto se pretende decir que no exista NINGÚN movimiento, simplemente que no tienen la fuerza suficiente para conformar una propuesta seria.

En ningún caso se pretende desmerecer los esfuerzos de movimientos que abogan por un sistema distinto, sino que simplemente se desea recalcar que estos movimientos, aunque importantes, no alcanzan a convencer a todo un bloque de personas a dejar la comodidad de sus casas para trabajar por algo posiblemente mejor. Tampoco se pretende defender ninguna otra ideología o sistema en especial, sino simplemente subrayar que ya son pocos los que se cuestionan por qué las cosas son como son, y por qué vivimos del modo en que lo hacemos.

Para revisar papers sobre ideologías puedes visitar  http://valordeley.blogspot.com/2009/06/al-comenzar-la-decada-de-los-60-el.html

http://www.nodo50.org/tortuga/Hay-alternativas-al-capitalismo

http://www.boulesis.com/boule/el-fin-de-las-ideologias/

http://www.rodriguezherrera.es/a/ideologias/

Anuncios
Etiquetas: ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: