Inicio > Uncategorized > El Adulto Mayor

El Adulto Mayor

El Adulto mayor.

Antiguamente las personas mayores de 60 años, no gozaban de privilegios por ser un grupo de la sociedad algo más “débil’ que los demás. Estos, considerados como adultos mayores, carecían de beneficios y de derechos diferenciales dentro de la sociedad.

Surge, entonces, el Servicio Nacional del Adulto Mayor el año 2002, el cual se encarga de gestionar las políticas públicas sobre el adulto mayor, de crear programas de capacitación para ellos, entre otros asuntos.
Gracias a este ente, el tema del adulto mayor se transformó en un problema público, expuesto como uno de los puntos prioritarios dentro de la agenda del gobierno.

Este grupo pequeño de individuos pertenecientes a la sociedad, necesitaban de iniciativas que lograran que se creara una discrepancia en lo que podría ser su situación respecto a lo que era actualmente.
Siendo tan solo el 11,5% de la sociedad chilena, lograron obtener beneficios de los cuales carecen todos los demás grupos.
Los beneficios que tienen ahora, todas las personas mayores de 60 años, en salud tienen que ver con atención gratuita en consultorios y hospitales públicos. Reciben bonos de un 100% de intervenciones quirúrgicas, y reciben instrumentos como lentes ópticos, prótesis, audífonos de ser necesarios, entre otros.
Dentro de los beneficios en salud tiene programas de alimentación en donde a las personas mayores de 70 años, o de 65 en caso de tuberculosis, se les dan alimentos (1k de crema anos de oro y 1k de bebida)
Por otro lado, los adultos mayores, al ser un grupo privilegiado dentro de la sociedad, reciben beneficios en educación, en vivienda, en turismo, en justicia y beneficios previsionales.
Esta ultima indica que toda mujer y todo hombre mayor de 60 años, perteneciente al 45% mas pobre de la población con 20 años de residencia en Chile, recibirán una pensión mensual de 75.000 pesos, conocida como Pensión Básica Solidaria.
http://www.bcn.cl/guias/beneficios-del-adulto-mayor

Con esto vemos, como en el tiempo, los adultos mayores han sido considerados como un grupo privilegiado dentro de la sociedad siendo tan solo un 11,5% de esta en la sociedad Chilena.
Esto no indica que en el resto del mundo sea lo contario, de hecho la tercera edad es considerada como un grupo etáreo que necesita de un trato especial en casi todo el mundo, por tener una condición, basada en sus características, diferentes a las demás.
Podemos hablar de un mito racional ya que la sociedad impuso, debido a las características de la situación, que los adultos mayores requerían de beneficios, siendo considerados un grupo privilegiado de especial cuidado. En el pasado la situación era totalmente distinta, pero la sociedad necesito de este mito, para que los jóvenes, niños, adultos joven, tuvieran respeto y cuidado con las personas mayores de 60 anos. Además de individuos de la sociedad, se necesitaba que instituciones, empresas, el gobierno, ministerios, entre otros, tuviera un trato preferencial con ellos, considerándolos un grupo especial.

( Cabe decir que en algunas sociedades, como lo que ocurre dentro de las relaciones de los esquimales, los ancianos carecen de derechos siendo considerados un grupo etáreo molesto, dejándolos atrás para poder seguir mas rápido y tener mas alimentos para los niños y mujeres http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/12496)

Anuncios
Etiquetas:
  1. abril 12, 2010 en 5:20 am

    En realidad, los adultos mayores no son un grupo privilegiado en la sociedad moderna. Todo lo contrario, la modernidad (en su búsqueda constante de novedad y cambio) desplaza a los ancianos, los oculta y los separa de la vida en común. Tampoco es cierto que en la antigüedad los ancianos no tuvieran privilegios. En muchas sociedades, el poder está íntimamente asociado a tu edad.
    A mi me parece que un mito racional en esta materia que parece más claro sería la idea según la que “si eres productivo” entonces “eres socialmente valioso”. En ese esquema los ancianos quedan fuera. Y de ahí su drama.
    No deja de ser llamativo el constatar que las sociedades que valoran la juventud como un ideal supremo caen tarde o temprano en la trampa de transformarse en una sociedad longeva (producto de su desarrollo) y, cuando eso sucede, se ven obligadas de manera creciente a recurrir a inmigrantes para mantener su sistema económico. Inmigrantes que lejos de ser recibidos con los brazos abiertos, suelen integrarse como si se tratasen de subclases sociales.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: