Archivo

Posts Tagged ‘delincuencia’

“Students’ delinquency and correlates with strong and weaker ties: A study of students’ networks in Dutch high schools”

El objetivo de los autores, Chris Baerveldt, Ronan Van Rossem, Marjolijn Vermande y Frank Weerman, es investigar sobre la delincuencia juvenil en estudiantes.

En la discusión criminológica, se tratan tres asuntos.

Primero se habla sobre la capacidad del delincuente de mantener relaciones sociales. Frente a lo cual se postulan dos modelos: Uno es el de “inhabilidad social”, el cual plantea que los adolescentes tienen escasas habilidades para mantener relaciones fuertes. Y el otro es el de “Capacidad social” el cual por el contrario, postula que el hecho de ser delincuente no hace ninguna diferencia sobre este punto.

Sobre este tema, Travis Hirschi, sociólogo y criminólogo estadounidense, elabora la Teoría de control social. Él plantea que, el comportamiento delictual se da cuando se rompe o debilita el enlace con la sociedad, escenario en el cual no se alcanzara el apego y solo se tiene amistades superficiales y de mala calidad. Esta idea se basa en que los delincuentes crean sus enlaces a través de la selección, donde escogen a su círculo según sus semejanzas en actitudes y comportamiento, por lo que no sustentarían lazos fuertes e influyentes.

Sutherland, expone su Teoría Diferenciada de la Asociación, en donde defiende la idea de que las personas que se asociaciones con delincuentes tienen mayor probabilidad de ser uno de ellos, ya que esta conducta se aprende por la interacción social en grupos sociales íntimos.

El segundo tema, se refiere a la homofilia, tendencia a asociarse y vincularse con otros similares a uno, en niveles de delincuencia. Según las teorías mencionadas, se dice que el nivel de delincuencia de adolescentes relacionados está correlacionado.

El tercer tema, plantea que no se sabe con exactitud qué clase de relaciones (“pares”, “amigos”, grupos”)  son las más relevantes en el estudio para el comportamiento delictual entre adolescentes, especialmente con lazos fuertes y débiles.

Mark Warr, describe algunos mecanismos para la influencia entre pares tales como, el miedo a la burla, el deseo de mostrar lealtad, la importancia de mantener el status y la difusión de la responsabilidad en grupos. A través de estos, los adolescentes se ajustan a las leyes rotas por otros y potencian su propio comportamiento delictual. Warr, señala que la semejanza en comportamiento es más fuerte para los lazos débiles que para los fuertes, ya que el grado de influencia aumenta en colectividades más grandes.

Sobre lo ya discutido, los autores, formulan tres preguntas.

¿El nivel de delincuencia del adolescente está correlacionado negativamente con la calidad de sus redes personales?

Algunos sociólogos, concluyeron que no habría gran diferencia entre adolescentes delincuentes y no delincuentes, en relación a las características de amistad de sus círculos, ya que ambos presentan estabilidad, contacto frecuente, confianza, cuidado, comunicación, intimidad y autoconfirmación. Es más, los delincuentes, a pesar de reportar un mayor número de conflictos, mostraron un nivel un poco mayor de lealtad y autorrevelación, mostrando más sentimientos por ser parte de un grupo, más miedo al ridículo y al rechazo.

¿Existe homofilia en el grado de delincuencia en las redes adolescentes? ¿Los adolescentes positivamente relacionados, tienen niveles similares de delincuencia?

Se plantea que frente a los estudios, los que responden las encuestas, tienden a homogeneizar las imágenes de sí mismos y de su ambiente social. Con respecto a la delincuencia esta tendencia puede ser fuerte porque este comportamiento es socialmente menos deseable. Por lo tanto, se espera que los que no son delincuentes no admitan fácilmente que tienen amigos delincuentes, por lo que la semejanza entre el comportamiento del que responde y sus amigos esta sobrestimada.

Considerando el grado de delincuencia ¿es la homofilia más pronunciada para relaciones fuertes que para las débiles?

Estudios criminológicos, indican que relaciones más fuertes, a las cuales se les dedica más tiempo, llevan a un efecto más fuerte de estos amigos sobre su propio comportamiento delictual. Un estudio en uso de droga y alcohol, sugiere que en general las semejanzas son más fuertes para los mejores amigos, a excepción de cuando se buscaba emborracharse.

Para responder de mejor manera a estas preguntas, se hizo un estudio descriptivo sobre redes de delincuentes, en relación a su comportamiento. Este consistía en una encuesta realizada a 1.317 estudiantes, de 15 a 17 años, en 20 colegios de secundarias, en Holanda. La muestra fue divida entre hombres (49.5%) y mujeres (50.5%). Como primer resultado se observó que el comportamiento de la clase no parecía estar correlacionado con el mal puntaje obtenido en las variables clave como la delincuencia y las redes, ya que la mayoría parecía disfrutar de la actividad.

¿Cómo y que variables se midieron?

Delincuencia

Se hizo un cuestionario, para saber el porcentaje de personas que  habían cometido delitos pequeños en el último año, se peguntó por, robos, vandalismo, peleas desarmadas, daños públicos, agresiones, etc.

Como resultado se obtuvo que, el 86.7% de los estudiantes habían reportado por lo menos un delito de menor importancia el último año. Se sabía que el índice de delincuencia de colegios urbanos es alto y se esperaba que los delitos fueran más reportados por los hombres que por las mujeres.

Relaciones Sociales

Se llevó acabo un cuestionario en donde los distintos tipos de relaciones de la red se midieron por ítems, centrándose en relaciones con compañeros del mismo curso. La idea, era que cada alumno tuviera un código personal y que frente a cada ítem el alumno pusiera el código del compañero con el cual tenía ese comportamiento.

Los ítems eran:

T1 ¿A quién evitas?

T2 ¿Con quién haces lo que no se permite?

T3 ¿Quiénes son tus mejores amigos?

T4 ¿A quién ayudas con problemas prácticos?

T5 ¿Quién te ayuda con problemas prácticos?

T6 ¿A quién ayudas emocionalmente?

T7 ¿Quién te ayuda emocionalmente?

T8 ¿Con quién comparas tus notas?

T9 ¿Con quien te ves también fuera del colegio?

T0 ¿Con quien hablas tus problemas personales?

Con respecto a los ítems, se vio que un 30% se portaba mal con otro, un 66,7% discutía problemas personales, un 88,8% tenía mejores amigos y un 63% evitaba por lo menos a un compañero, lo cual demuestra que los estudiantes no son reservados sobre sus relaciones.

Las frecuencias de relaciones débiles T3 y T5 eran más altas que las fuertes, T6 con T10.

Se demostró también, que los hombres y las mujeres tienen distintas clases de redes, ya que ellas reportaron tener más relaciones sociales de ayuda y amistades íntimas y ellos dijeron tener más mejores amigos y hacer más delitos con otros.

Variables de Control

Cada adolescente contestó preguntas adicionales sobre su sexo, edad, aculturación (media  con el uso de la lengua holandesa y medios de comunicación) y la importancia relativa de sus amigos del colegio contra amigos fuera del colegio.

Indicadores de la Calidad de la Red Personal (especialmente para las fuertes positivas)

Las características personales de la red se dividen en tres sistemas: tamaño (medida por la conexión, el grado hacia fuera, hacia dentro y el total), estructura (medida por la reciprocidad, la segmentación y la transitividad: proporción de uno como parte de un trío) y la homofilia.

El nivel de homofilia, significa la cantidad de personas con las que tengo relaciones sociales que sean más parecidos a uno, en términos de delincuencia, en comparación con los que no me relaciono. Indica, sí uno es miembro de un grupo homogéneo, por lo que también revela calidad.

Sobre estas variables medidas, se concluyeron resultados sobre:

La importancia relativa de los amigos dentro y fuera del colegio

Para la mayoría, los amigos dentro del colegio realmente importan, para el 10% son más importantes los del colegio, y para el 28% el resto. Hay que notar que estos últimos, reportaron mayor cantidad de delitos.

Delincuencia y la calidad de las redes personales

A partir del modelo de inhabilidad, se espera que la delincuencia este correlacionada negativamente con la calidad de las redes personales. Para verlo mejor, se controló la correlación entre delincuencia y los tres indicadores de la calidad de la red, agregado variables más, como el sexo, aculturación, edad y etnia.  

Entonces, según el modelo de inhabilidad, los delincuentes adolescentes tendrían menos relaciones con sus pares que con los delincuentes. Pero las correlaciones entre el tamaño de la red y cada tipo de relación, no apoya esa predicción, ya que para las relaciones positivas dichas correlaciones no son significativas.

Las correlaciones significativas, pero positivas, se encuentran en el nivel de delincuencia y los indicadores del tamaño de la red para portarse mal con otro T2, lo cual indica que la delincuencia se da a menudo dentro de un contexto del grupo. Otro punto importante, es que los estudiantes delincuentes tienden a tener redes más grandes de la evitación que los que no son delincuentes. Esto último se debe a que, los delincuentes no son más evasivos en el colegio, pero tienden a evitar a sus compañeros que no son delincuentes.

Otra predicción del modelo de inhabilidad, dice que la calidad estructural de la red personal de estudiantes delincuentes es más pobre que la del resto, pero los resultados de este estudio no dan información que lo corrobore.

Para las relaciones más positivas, evitación y tener mejores amigos, no se encontró ninguna asociación significante entre la calidad estructural de las relaciones y el nivel de delincuencia. Solo se encontró correlación significativa  con la delincuencia con T1 (evitación) y T2 (portarse mal con otro). Para el estudiante delincuente, la posibilidad de evitar a alguien que los está evitando es mayor. Por último, se puede observar que la homofilia de las redes personales no varió con la delincuencia para algunas relaciones, así los delincuentes no son parte de los grupos que son más heterogéneos.

Se concluye que estos resultados concuerdan más con el modelo de capacidad.

Relaciones y semejanza del par con e respecto al delito menor

Se usó el estadístico de Moran para medir la significancia de las correlaciones espaciales.

Para la homofilia, se esperaba que esta fuera positiva para las relaciones sociales positivas y negativas para la relación de evitación T1. La correlación espacial más alta se encontró para el comportamiento delincuente sobre T2, lo cual no sorprende al estar muy vinculados.

La media de la correlación espacial sobre evitar es cercan a 0, lo cual indica que los estudiantes que se diferencian con respecto a la delincuencia no evitan más que aquellos que tiene puntajes de delincuencia similares.

Según el modelo de inhabilidad, cuanto más fuerte es la relación, mayor sería la correlación espacial para la tendencia a hacer un delito menor, pero no fue así según estos resultados, los que muestran incluso una tendencia a lo contrario.

Debido a que había diferencias de comportamiento y redes entre sexos, fue que también se estudió su correlación espacial, con respecto a los tipos de relación. Los resultaron explicaron que, los estudiantes evitan más a compañeros del mismo sexo que del otro. Las correlaciones espaciales para el sexo sobre las relaciones sociales positivas son positivas y mucho más fuertes que las correlaciones para el delito menor, lo cual significa que las redes de estudiantes en la enseñanza media son homogéneas en sexo, de forma estable.

Como conclusión, se dice que la calidad de las redes personales de delincuentes y no delincuentes no difiere sobre alguna relación positiva. Los delincuentes parecían evitar a otros un poco más que los no delincuentes, pero no fueron más evitados, por lo que se puede decir que son más selectivos. El nivel de delincuencia de los estudiantes implicados en las relaciones positivas fue correlacionado. Esto fue causado en parte por la segregación de sexo. Y La homofilia dentro enlaces débiles en las redes no era más pequeño que en los enlaces fuertes.

 

Etiquetas: ,
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.